Etiquetas

, , ,

Degustar los manjares más tradicionales, descubrir los museos culturales y etnográficos,visualizar el manto verde del paisaje y conocer las playas desconocidas del Principado. 

Image

Con la llegada de la estación estival y el buen tiempo, familias y grupos de amigos emprenden viajes para conocer otros destinos. Este verano, la elección número uno es Asturias y su gran abanico de posibilidades turísticas en cuanto a oferta cultural, gastronómica, de mar y montaña. Para disfrutar de esta experiencia de ocio y relax, la mejor opción es alojarse en el Hotel Palacio de Cutre, un establecimiento del siglo XVI ubicado en el Concejo de Piloña.

El verano viene repleto de ilusión y aventuras, de tiempo de ocio y de relax, pero sobre todo, es el momento perfecto para disfrutar con los tuyos. Y qué mejor destino que Asturias que presenta un amplio abanico de posibilidades: cultura, ocio, gastronomía, mar y montaña. Varias opciones para disfrutar del tiempo estival y vivir un sinfín de aventuras por tierras astures.

Image

Descubrir algunas de las playas casi vírgenes y de aguas transparentes del Principado, como es el caso de la Cala de Poo, en el Concejo de Llanes, una bahía con forma de ensenada alargada y estrecha, ubicada en una zona protegida del oleaje.

Un espacio ideal para disfrutar con los más pequeños por ser un remanso de paz limpio de algas y rocas. Pero también destaca la playa de la Vega, en Ribadesella, declarada Monumento Natural en 2011 por conservar su estado salvaje. Ésta tiene una peculiaridad, y es que en el extremo oriente de la misma se localizan huellas fosilizadas de dinosaurios, un tesoro histórico de los primeros animales pobladores asturianos.

Para conocer de primera mano la historia del jurásico asturiano una visita obligada es la del Museo Jurásico de Asturias (MUJA), una muestra muy completa que hace un recorrido a través del tiempo para conocer de cerca la evolución de la vida desde los inicios de la tierra, hasta la llegada del hombre, haciendo especial hincapié en la era de los dinosaurios y en sus tres períodos: triásico, jurásico y cretácico. Cada una de estas etapas está representada en los dedos de la gran huella de dinosaurio que forma este museo.

Pero la oferta de ocio continúa y lo hace uniendo cultura y gastronomía con la visita guiada al Museo de la Sidra. La mejor manera de poner en conocimiento del viajero, mediante una exposición envolvente, toda la información posible con respecto a la producción, consumo e historia de uno de los productos estrella reconocido internacionalmente.

Este museo de la sidra, ubicado en la Villa de Nava, ofrece al final de la visita guiada una cata de sidras acompañada de productos asturianos entre los que destacan el tradicional queso cabrales y los chorizos a la sidra.

Y para bajar la comida asturiana, qué mejor que realizar una ruta bien a pie o a caballo por la Sierra del Sueve, lugar donde se encuentra ubicado el Hotel Palacio de Cutre, una zona con una importante variedad forestal autóctona donde predominan las hayas, los fresnos, castaños y arces e incluso tejos. En cuanto a la fauna que se puede divisar, el viajero podrá encontrar zorros y jabalíes que conviven en armonía con el animal más antiguo de esta sierra, el asturcón.

Como punto de partida para poder disfrutar de esta zona del norte, el Hotel Palacio de Cutre, situado en Infiesto, en plena Sierra del Sueve, es el lugar idóneo para estar en contacto directo con la naturaleza y también para degustar la cocina tradicional asturiana en su Restaurante a la Carta, situado en el antiguo ‘llagar’ del Palacio. Pero además el hotel cuenta con una amplia extensión de terreno y unas panorámicas inmejorables que simulan a las de un balcón con vistas a Asturias. Un lugar para descansar y desconectar del estrés diario, o si lo prefieres para poner en práctica actividades deportivas al aire libre.

Anuncios