Etiquetas

, ,

ImageMaría Blanchard, coetánea de grandes figuras, como Gris, Picasso o Rivera, es la gran desconocida de la generación que revolucionó el arte desde la Vanguardia. Su periodo cubista, con 53 obras realizadas entre 1913 y 1919, se expone hasta el 16 de septiembre en Santander en una muestra excepcional.

La exposición esta coproducida por la Fundación Botín y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, que presentará en otoño una antológica de la artista. Ambas exposiciones permitirán descubrir en toda su magnitud la importancia de Maria Blanchard.
Blanchard construyó “un cubismo propio, sensible, de aristas duras, pero exquisitas”, según la comisaria María José Salazar, conservadora del Museo Reina Sofia, y que volverá a Santander para hablar de la artista en una visita el jueves 19 de julio.
María Blanchard (Santander, 1881 – París, 1932) ha sido y aún sigue siendo hoy, la gran desconocida del grupo de artistas que consolidaron la renovación artística de principios del siglo XX. Se cumplen este año los 80 años de su muerte.

La exposición en Santander cuenta con fondos internacionales, gran parte de las cuales no se han mostrado nunca en España y algunas obras no se mostrarán posteriormente en Madrid, como las del Museo de Dallas y La Naturaleza muerta con relieve, del Museo Bellas Artes de Caracas. También es la primera vez que se incluyen dibujos, algunos de los cuales pueden verse en un breve vídeo realizado para el canal de la Fundación.
María Blanchard vivió una época compleja, como artista y como mujer, que le obligó a duras renuncias para poder entregarse plenamente a la pintura. Desde un punto de vista conceptual, la transferencia de la experiencia vital, el dolor y el sufrimiento, a los personajes representados en el lienzo, permite trazar un cierto paralelismo entre su trabajo y el de la mexicana Frida Khalo.

Anuncios